6 Increíbles Consejos y Trucos para Sonar Mejor al Grabar tus Canciones

¿Has intentado grabar tu propia voz en un estudio?

Por lo general no suena como pensaste que sonaría la primera vez que la escuchaste. Casi puede sonar… mal.

Sabes que suenas bien y otras personas te han dicho lo mismo.

¿Y qué pasa?

No te preocupes. Como muchos cantantes, puedes sonar horrible la primera vez que estudias. Pero no es así como tiene que ser para siempre. Puedes mejorar significativamente tu sonido a través de estos consejos y trucos para mejorar las grabaciones vocales.

1. PREPARARSE ANTES DE GRABAR

No te apresures a entrar en la cabina vocal antes de estar listo. Estar en un estudio a punto de grabar voces puede ser muy intimidante para los nuevos cantantes. Así que practica mucho antes de grabar.

Intenta grabarte a ti mismo antes de ir al estudio y escucha para anotar lo que te gusta y corregir lo que no te gusta. Establece la tonalidad correcta y suaviza cualquier dificultad de rango. Tu técnica vocal debe ser lo suficientemente buena para evitar perder tiempo en el estudio con muchas tomas y autoajustes. Eso también significa que es mejor tener la letra y la melodía memorizadas para que no se pierda el tiempo.

2. TÉCNICA DE MICRÓFONO

Su preparación también debe incluir pararse frente a un micrófono. En el estudio, la distancia entre el micrófono y la boca permanece constante. Como estarás relativamente quieto mientras grabas tu canción en el estudio, será mejor que te acostumbres de antemano. Los cantantes con poca experiencia detrás de los micrófonos hacen movimientos de cabeza inquietos, que pueden arruinar la grabación. Las técnicas de micrófono más comunes son:

  • Control de volumen

Acérquese al micrófono a medida que el volumen se suaviza y aléjese a medida que el volumen aumenta. Esto ayudará a nivelar las fluctuaciones de volumen, lo que puede ayudar a reducir la cantidad de compresión necesaria más adelante.

  • Evite el estallido y la sibilancia

Pronunciar palabras que contienen P y B que producen ráfagas de aire extra se conoce como popping.

La sibilancia es el silbido excesivo cuando se producen sonidos de S y F. No notará estas ráfagas de sonido extra en la conversación diaria pero será dolorosamente obvio en las grabaciones. Ajustar el ángulo y la distancia del micrófono puede ayudar a reducir los rastros de chasquido y sibilancia.

  • Controlar los sonidos de la respiración

Girar la cabeza a un lado con cada respiración ayudará a evitar esos sonidos respiratorios que deben ser editados más tarde.

3. SELECCIONAR EL MICRÓFONO CORRECTO

Antes de empezar a grabar, repasa un verso usando diferentes micrófonos a la vez.

Grabe tres pistas separadas sin cambiar el ecualizador y los ajustes de volumen y luego escuche. Hacerlo te ayudará a elegir el micrófono adecuado para ti. Un desajuste en el micrófono puede distorsionar la calidad de tu voz. Adapta la personalidad del micrófono a la singularidad de tu voz para que suene bien en la grabación.

4. MOLDEA TUS VOCALES CUANDO CANTES

La formación de las vocales te permite dar más emoción cuando estás cantando. También te permite usar tu voz para que fluya dentro de la pista del instrumento. Las vocales son el sonido de tu voz, deja que las consonantes tomen un papel secundario. Los buenos cantantes de estudio saben cómo dar forma a los sonidos vocálicos y los usan para terminar sus palabras con más carácter.

5. COMUNICARSE A TRAVÉS DE SU CANCIÓN

Mientras cantas tu canción, la letra debe convertirse en tu propia comunicación.

Significa lo que dices frase por frase – usa la emoción.

Tu frase debe estar relacionada con tu emoción y debe ser creíble dentro del estilo de la música. Hacer que la letra y las emociones salgan a la luz en una grabación es importante para crear un estilo propio y único que sea sentido por los oyentes. Esto también vuelve a la comodidad en el estudio – no estar nervioso y hacer lo que puedas para evitar esos nervios (como memorizar tus canciones, practicar de antemano, etc.).

6. ENTREGA DE LA CANCIÓN

Deja que tu voz y tu emoción lleguen al corazón de tu oyente a través de la grabación. Saca la misma energía y credibilidad que en una actuación en vivo para crear un efecto emocional. Puede ser difícil en el estudio.

Pero para lograrlo, imagina que le estás cantando a alguien. Canta la canción como si la persona estuviera frente a ti y la letra estuviera dirigida a ella. Conecta con la audiencia como lo harías con una audiencia en vivo. Se verá reflejado en tu grabación.

Los errores y las fallas se hacen más visibles después de la grabación. Si no te gusta cómo suenas, sigue estos pasos y practica más. No pasará mucho tiempo antes de que mejores tus voces y te conviertas en un cantante profesional que pueda hacer una gran grabación en una sola toma. Tú puedes hacerlo!

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *